La tendinitis

La tendinitis, entre otros motivos, se puede producir por el mal apoyo de las articulaciones, así como por la acumulación de kilómetros diarios que tiene que hacer el peregrino en su Camino. En muchas ocasiones son el efecto secundario de las ampollas que nos hacen pisar mal, “cojear” e ir cargando la otra pierna y que terminará por resentirse con el sinfín de pasos que hay que dar en nuestra ruta.

Cuando sintamos un dolor excesivo, lo mejor es parar, aplicar frío y buscar la causa de ese dolor.

Es muy común entre los peregrinos el dolor en el talón (tendón de Aquiles), que se produce por que los gemelos se inflaman y tiran de ese tendón, por lo que un buen masaje en los gemelos (aunque lo que duela sea el talón), nos va a aliviar mucho esta dolorosa molestia.

tendinitis

Si la tendinitis es leve, podemos aplicarnos una pomada anti-inflamatoria tres o cuatro veces al día en la zona de dolor y tomar unos inflamatorios por vía oral, tipo Voltarem, aunque eso si, siempre después de las comidas, no con el estómago vacío.

Si el dolor persiste, no tendremos mas remedio que acudir a un médico y parar para darnos descanso por unos días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: